YO SOY EL ARTISTA

soyelartistaLa primera vez que escuché de “Yo Soy el Artista” no fue en realidad por el show como tal. Leí en una nota en internet donde decía que después de tres décadas Lucero, Lucero de México, dejaba su casa artística, Televisa. Eso fue suficiente para darle clic a la nota y comenzar a leer. Para mi sorpresa, no se iba a la competencia en México, sino a la competencia en Estados Unidos. La nota anunciaba que Lucero sería la conductora de un “reality show” en Telemundo, televisora con sede en Florida.

Me preguntaba la razón de la decisión de Lucero. Un mejor contrato era lo único que podía pensar ya que Lucero ha vivido en Estados Unidos, así que nuevos aires no era la razón. Telemundo no tiene necesariamente la audiencia más grande y por último no es nuevo que ella condujera un programa. Más dinero me parecía lo más lógico de pensar. Incluso leí en algunas notas que Lucero estará recibiendo cerca de dos millones de dólares solo por la primera temporada de “Yo soy el artista”.

Algo que sí debo destacar con premura es que al parecer Telemundo echó toda la carne al asador en esta mega producción, porque en realidad es una SUPER producción. Lo que más me gustó es el nuevo formato que tiene el show. Sí, es un show donde varios chicos de diferentes puntos del país buscan ganar el primer lugar, agradar a los jueces, al público y llevarse el trofeo. A eso se suma firmar contratos exclusivos, giras de promoción, en fin, ser una nueva celebridad. Pero ojo, este show es distinto. ¿Por qué? Porque las redes sociales forman parte de la estructura del show, ¡y de que manera!

Resulta que las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram no solo serán parte vital de “Yo soy el artista” donde la gente votará por su concursante favorito, etiquetará fotos con el hashtag #YSEA, etc, etc. Las redes sociales, serán también los jueces.
Aquí en Estados Unidos las redes sociales se han vuelto tan populares y son una herramienta de marketing tan efectiva que si se usan con verdadera eficacia, pueden ser más eficaces para promocionar productos que incluso la misma televisión, que por décadas ha sido la plataforma reina del mercadeo. Bueno, a lo que voy es que los individuos que son MUY populares en redes sociales, se les llama “Social Media Influencers”. Erróneamente muchos les llaman “influenciadores”, pero mi ex colega de Bloomberg News me dijo que el término correcto son “formadores de opinión”. En fin, 100 de estos “influencers” o “formadores de opinión” participan como jueces en este show musical.

Telemundo seleccionó a los 100 formadores de opinión en redes sociales más populares en Estados Unidos y Latinoamérica y los colocó en pleno escenario para votar por los que ellos consideren, son los mejores. El único que reconocí fue a mi viejo amigo Kike Posada. Excelente decisión de incorporarlo a la producción. Nadie como Kike para hablar con autoridad de música y conocimiento del mercado hispano en Estados Unidos.
De la forma que funciona todo esto es que el concursante sube al escenario y su única audiencia son 100 personas, los “influencers”. El concursante debe conquistar el oído de estos 100 chicos y conseguir su voto. Si 51 jueces o “influencers” votan por el/ella, la audiencia de 100 personas se abre literalmente en dos como una puerta de par en par y el concursante sigue su camino, ahora para tratar de conquistar a los jueces.

Los jueces, con lo bien que me caen los cinco, para mí es lo más débil que tendrá el show. Olga Tañón, Luis Fonsi, Mario Quintero (de Los Tucanesjueces yo soy el artista de Tijuana), Chiquibaby, y Boris Izaguirre. Vamos, son grandes, conocidos, bonachones, pero no tienen madera de juez. Mi paisana Chiquibaby por ejemplo, es una súper locutora, amada por la raza de la costa oeste, pero aquí, en la costa este, pocos la conocemos. Luis Fonsi y Olga Tañón, son unos seres humanos excepcionales, y creo que eso opacará su seriedad, firmeza y decisión a la hora de decir “no me gusto” “estuvo fatal” o “tienes que mejorar urgentemente”. Son muy buenos para ser malos. A Mario Quintero lo conozco poco fuera de una plataforma y alegrar a la gente con sus Tucanes. No se si el será el juez de hierro como en todos los shows tipo “reality”. Boris por otro lado es excelente en lo que hace, pero creo que aportará muy poco como juez. Incluso en el primer episodio se enfocó en la ropa y los accesorios de los concursantes. Repito, la parte más débil de este show son los jueces. ¿Jueces de alto calibre para el show? Alberto Angel “El Cuervo”, Juan Luís Guerra, Marc Anthony, Emilio Estefan, Chacho Gaytán, Ana Torroja, Enrique Bunbury, Alvaro Torres, Marta Sánchez, Chayanne, Jesse & Joy, Miguel Bosé, Emmanuel, Daniela Romo, Ricardo Arjona, Reyli Barba, Ricardo Montaner, en fin, muchos, muchos, muchos más.

Yo soy el artista2Pero regreso al formato del show. Una vez que el concursante pasa a tratar de conquistar a los jueces principales, los nerviosos participantes tienen frente a ellos una pasarela con tres huecos enormes, mismos que se llenarán al subir tres mini-plataformas que los jueces elevarán con su voto de aprobación. Si la plataforma no sube y queda lista para que el concursante llegue al final, saludarán de lejos y se marcharán. El abismo se interpondrá entre ellos y el sueño de ser un artista. Este es otro acierto del show. Me gustó mucho la idea, es muy original y visual.

Ya veremos lo que nos traerá en las próximas semanas “Yo soy el artista”. De momento pinta bien y creo que debemos dar un voto de confianza y esperar.

En resumen:

LO BUENO
> La producción. Me quito el sombrero.
> El formato. Muy innovador.
> Lucero. Está genial y es un imán. Es controversial, y eso ayuda al show. Además que es excelente actriz y cantante.
> Los formadores de opinión o “Influencers”

LO MALO
> Los jueces. Excelentes profesionales pero creo que serán jueces muy débiles.

LO FEO
> Está en Telemundo y con toda la publicidad que han hecho, Telemundo tiene un gran camino que recorrer para robarle audiencia a Univision. Pero ojo, Telemundo va por excelente camino así que aguas Univision.

(Fotos de Telemundo)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *