Francisco Gattorno al desnudo

entrevista-gattorno-021609En Gramercy Park, teniendo al norte el imponente edificio de Grand Central, El East Village al sur, el East River al este y el imponente Madison Square Garden al oeste se encuentra un oasis de arte, de talento y de tradición. En el Repertorio Español hay 40 años de puestas en escena, 4 décadas de lucha y de vanguardia. En este pequeño teatro han cobrado vida las principales obras maestras de Federico García Lorca, Calderón de la Barca, Lope de Vega, y Tirso de Molina.

Cierto día me invitan a ver la obra ‘Ana en el Trópico’ de Nilo Cruz. Me llamó mucho la atención la participación de uno de sus actores, el cubano Francisco Gattorno. Me llegaron muchos recuerdos a la mente sobre su vida profesional como galán de telenovelas y sus escándalos amorosos con famosas del mundo artístico en México, su país de residencia por varios años y del que obtuvo la ciudadanía.

Escuche excelentes críticas sobre otra obra donde co-estelarizaba Gattorno, ‘Doña Flor y sus dos Maridos’ de Jorge Amado. Decidí ver la obra. Luego de algunos trámites logre concretar una entrevista con Francisco Gattorno.
En su papel como Vadinho, Gattorno muestra sus facetas como bailarín, cantante y excelente actor. Me atrevería a decir que en ninguna telenovela vi a un actor de primera talla como en esa tarde frente al selecto y exigente público del Repertorio. Francisco sin lugar a dudas pasó este examen con excelentes calificaciones.

Luego de esta exquisita obra, donde vi también la muy fresca participación de la Ex Miss Universo Denise Quiñónez y donde Francisco aparece totalmente desnudo, platicamos con este actor oriundo de Santa Clara cerca de los vestidores de este histórico teatro.

Me encontré con un hombre tranquilo, sereno y de semblante alegre. Al preguntarle como estaba, le pedí que me contestara tomando en cuenta un significado profundo en mi corta pregunta, en que momento de su vida tenia la oportunidad de hablar y conocerlo, en que altibajos de su vida estaba. “Estoy en una etapa de análisis, de auto conocimiento, de cambios. Estoy sereno, tal vez un poco más maduro, estoy más enfocado en las cosas que tengo que hacer. Estoy empezando a cambiar ciertas cosas. Me siento muy feliz, estoy muy contento en estos momentos”, me contestó.

Con el bullicio neoyorquino como música de fondo y acompañado de una copa de vino tinto que le sirvió su compañera en escena Gredivel Vásquez, seguimos nuestra conversación por más de media hora:

¿Cómo se presentan las cosas a la hora de terminar tu contrato con Televisa y decides venir a Estados Unidos?
“Cuando termina mi contrato de exclusividad con Televisa hay una propuesta de ellos de volver a extender el contrato por otros 5 años, que eran muy buenos, un contrato muy bueno, pero yo tenia deseos de cambiar algunas cosas. Quería darme un tiempo para mi, quería salirme un poco de ese mundo para ver con más de objetividad las cosas. Aparte que sucedieron algunas cosas en México que me preocuparon un poco y esa fue una de las causas por las que salí. Yo creo que fue un cambio para bien, yo necesitaba tener un lugar donde estar seguro. Yo me sentía un poco inseguro en México, tenia dos hijas que estaban muy pequeñitas, yo tenia mucho temor de que les fuera a pasar algo.”

¿Ya planeabas venirte a Estados Unidos, fue algo premeditado?
“No fue algo tan premeditado. Yo estaba de verdad muy contento con Televisa. Mi relación con Televisa fue, es, y seguirá siendo muy buena, porque yo tuve muchas cosas lindas ahí, me pasaron cosas muy lindas, hice trabajos muy lindos, trabajé con productores y gente muy bella como Ernesto Alonso y Florinda Meza. Fueron momentos bellísimos”

¿Qué criterios analizarías para aceptar un nuevo proyecto con Televisa?
“Me gustaría que fuera un proyecto bonito, que estuviéramos contentos, que lo disfrutáramos. Cuando eso sucede, el público siempre recibe eso también. Cuando uno esta armónicamente trabajando en un proyecto bonito, el público ve eso, se da cuenta, y cuando hay un problemita por pequeño que sea, la gente también se da cuenta, y repercute después en lo que es la novela.”

¿Protagónico o antagónico?
“No importa. Lo que diga el billete…(entre risas) me gustan los villanos, he estado encasillado siempre como el galán. Pero los villanos son mucho más interesantes.”

¿Cómo han sido estos años en El Repertorio?
“Maravillosos, estoy muy agradecido con El Repertorio, he hecho muchos sueños realidad, me han apoyado muchísimo en todo. Es una institución que es un ejemplo para todos los latinos. En medio de este monstruo que es New York, con toda la propaganda y la densidad y todavía que esto se mantenga aquí vivo la verdad que es algo digno de admirar es un gran honor estar aquí de verdad.”

¿Cuál es ese libreto que sigues esperando y que aun no llega a tus manos?
Yo tengo como un sueño, es un tema cubano que tengo en la cabeza, desde hace mucho tiempo, que se ha hablado mucho del holocausto de lo que fue el holocausto de los judíos, de cuando fue el nazismo, pero yo creo que cada país ha vivido su holocausto, y hay uno ahí de Cuba que a mi me interesaría tanto hablar que es lo que han vivido todos los odios que se han vivido entre los mismos cubanos, que no se perdonan después de tanto tiempo, como es posible que el tiempo que lo borra todo, como es posible que el tiempo no haya borrado todos estos odios que todavía quedan entre los mismos cubanos, entre hermanos en un mismo país. Ese es un tema que me tiene constantemente, porque es que como que lo estoy viviendo, lo estoy viendo, lo estoy palpando a diario, siento como que ya es hora de perdonarse, yo creo que en el perdón esta el crecimiento. Cuando hay odio no florece nada, y cuando hay pendón las cosas comienzan a florecer. Pero un perdón de adentro, un perdón de cansancio, ya de tanto tiempo, porque ya no tiene ni sentido y es algo que me tiene dando vueltas y es una película, o tal vez una serie de televisión. Pero que abordara temas que fueran ya mas profundos. No que se quedaran en la epidermis, que se metieran en el corazón de los problemas que la gente pudiera vivir con eso, y que ayudaran a que la gente entendiera mas al mundo. Que así es la vida y que hay maneras de cambiarla, y yo creo que es el perdón. Sin el perdón no se puede vivir alegremente.

¿Qué concepto tienes tu del éxito, quien es una persona exitosa para ti?
Una persona exitosa es una persona que quiera a su familia, que quiera a sus hijos, que quiera a sus amigos, que es alegre, que se ríe, que esta contento con lo que tiene, que es capaz de ayudar a la gente, que es capaz de entenderlo todo y poder seguir siempre adelante con alegría, con una esperanza, una persona que no se deje influenciar por las cosas negativas que pueda seguir siendo positivo siempre y que sea feliz, que sea alegre.

¿El éxito en México, durante esos años en medio de escándalos y flashes de cámaras era uno y el que vives ahora es otro tipo de éxito?
“Me asusto ese éxito, de verdad. Yo decía yo no puedo creer que haya tanta gente aquí perdiendo el tiempo conmigo. Yo iba a una discoteca y se aparecían 5 cámaras, yo decía yo no puedo ser tan importante, hay tantas cosas pasando allá afuera mas interesantes para el publico… me asusto un poco ese éxito de verdad. Yo nunca me lo tome muy en serio, (¿Ni lo extrañas?) de verdad que no”.

Después de vivir en tantas ciudades, que es lo que mas extrañas de tu natal Santa Clara, que es lo que mas recuerdas de tu pueblo?
“Paz, alegría, parques, conversaciones, la novia, el cielo, las calles, la comida, la noche sentado en la acera, el fresquito de la noche (Francisco se transporta y hace una larga pausa) el sonido de la campana de la iglesia.

¿Cómo ha sido tu evolución como actor de aquella primera película ‘Una novia para David al día de hoy?
“Creo que ha aprendido muchísimo, creo que he perdido algunos miedos que tenia, algunos temores que no me dejaban. A veces cuando uno esta en un escenario hay muchos temores que no te dejan empezar lo que tu realmente quieres… como inhibiciones que con el tiempo se van diluyendo y dejan de ser importantes. Entonces uno se relaja mas, se entrega mas, siente como una paz y siempre piensa uno que lo pudo hacer mejor. No se si he evolucionado o he involucionado (entre risas), si me exijo la verdad… soy un poco haragán a veces con las cosas de estar con el físico y… me porto mal, me gusta comerme mi pasta, no puedo estar en eso de hacer dietas, a mi me gusta mantenerme bien, que yo me sienta bien, pero eso de estar ya con ese extremo de los cuadritos y los brazos. Yo hago ejercicio para sentirme bien, pero no para exhibirme…. (después de una larga carcajada)… Aunque parezca lo contrario (haciendo alusión a su desnudo en ‘Doña Flor y sus dos maridos’”.

¿Qué de Francisco Gattorno no han dicho, y que tu eres, y que la gente quisieras que supera?
“Yo me siento como un niño grande, que me cuesta mucho trabajo a veces estar solo, siempre estoy rodeado de gente, como todos no, yo creo que todos necesitamos amor, necesitamos afecto, no se pide, se gana, es algo que no se mendiga, yo creo eso es lo único que uno nunca debe mendigar, es el amor y el cariño, o lo tienes o no lo tienes. Si lo tienes es porque te lo mereces, y si no lo tienes es porque no te lo mereces, y no has sembrado para eso”

¿Tus hijas?
“Ay, son dos pedacitos de cielo, son la ternura, la paz, la alegría, la ingenuidad, la belleza”

¿Tienes otros planes fuera de la actuación?
“Quiero seguir haciendo mas teatro. El teatro es un arte mágico y poético, donde uno se olvida de todo por un momento, pienso seguir trabajando por mucho tiempo. Mientras mas viejo mas trabajo, (entre risas) como Robert De Niro que entre mas viejo se pone mas trabaja, ojala que así sea, me moriría si no lo hiciera.”

Comments
  1. http://pilulesenligne.men/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *